Overwatch – Primeras impresiones

 

Comenzó la esperadísima beta de Overwatch, y con eso, nuestra emoción por una nueva franquicia con grandes personajes y mucha diversión.

Honestamente, nunca fui de los FPS. Algo que marcaba a Blizzard siempre fue su amor por el rol y la estrategia, desde el Lost Vikings hasta el WoW. Por eso muchos que estamos en el ámbito de esta empresa no manejamos este tipo de juegos. Pero a la hora de hacer un juego de pura acción, disparos y explosiones Blizzard no nos decepcionó. Encontró la manera de hacer que un fps frenético como este nos guste tanto como cualquier otro juego de su franquicia.

El juego es simple. Tiene un encanto en la simplicidad. Aún más que el Hearthstone. Abrís el Launcher, pones Jugar y en 2 minutos, pese a la poca cantidad de jugadores que sacamos la beta, ya estas corriendo salvajemente para conseguir los objetivos. Si tarda mucho en encontrar jugador, empieza un juego desclasificado tipo Deathmatch hasta que estén todos, y vuelve a empezar el mapa como debe ser. El juego casi no para nunca.

Otro encanto del juego es el trabajo en equipo que conlleva. Si. Tres renglones antes dije que se corre salvajemente. Bueno, eso es porque claramente no se jugar. Pero viendo streams de los que si saben, uno ve un teamwork a explotar muy grande. No se si se convertirá en un nuevo E-Sport, pero que tiene el potencial, lo tiene. Los héroes se complementan entre si maravillosamente y estando sólo (salvo que seas muy bueno con Reaper) no lográs hacer nada. Los objetivos requieren que todos funcionen bien y cumplan su tarea,

 

Y en mi opinión lo mejor del juego son los Héroes. La cantidad de Héroes originales que hizo, y lo diferentes que son entre sí es alucinante. Cada héroe camina diferente, tiene una diferente arma, que se carga de manera diferente y cada héroe tiene un conjunto de habilidades únicas que logran composiciones de equipos muy efectivas y muy diferentes entre si. No creo que haya un metajuego establecido con top tiers claros hasta bien avanzado el juego.

En conclusión, estoy encantado con Overwatch. Es un juego simple, rápido, divertidísimo y con muchísimo potencial que va a dar que hablar.

Gabriel Moyano

Twitter Google+ 

Be Sociable, Share!